domingo, 27 de julio de 2008

Este es el loco que entró a tiros en iglesia de EE.UU.


“Si deseas amar a una iglesia, ama tu cuerpo” (Abel Desestress)

Una persona murió y al menos ocho resultaron heridas, algunos en situación crítica, luego de que un hombre armado empezara a disparar indiscriminadamente en una iglesia de la ciudad de Knoxville, en el Estado de Tennessee, Estados Unidos, mientras un grupo de niños interpretaba un musical.

El ataque fue perpetrado por un hombre rubio, de aparentemente al menos 58 años, que disparó contra los presentes durante un pequeño espectáculo en una Iglesia Unitaria, informó a la cadena WBIR Joe Hultquist, funcionario del municipio de Knoxville.

Un grupo de niños cantaba cuando el agresor empezó a disparar, según el canal de televisión, pero ninguno salió herido. WBIR señaló que dos miembros de la congregación sujetaron al hombre, que disparó 13 tiros, hasta que fue arrestado. Se cree que el agresor no es miembro de la iglesia y el motivo del ataque aun no se ha determinado.

El fallecido, Greg McKendry, se quedó en pie ante el atacante y consiguió así proteger al resto de los asistentes, según informa el diario Knoxville News Sentinel citando a un testigo presencial, el hijo adoptivo de McKendry, Taylor Bessette.

Bessette dijo que estaba preparándose para subirse al escenario cuando vio al atacante, que portaba una funda para guitarra.