lunes, 25 de mayo de 2009

Si a tu mujer le gusta ir al confesionario seguido… ABUSADO!!

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, afirmó que su reciente reconocimiento de un hijo concebido siendo obispo no ha mellado su imagen, y es visto como una actitud positiva en un país donde las madres solas son mayoría, según declaraciones publicadas este domingo en Argentina.

“Paraguay tiene un índice de reconocimiento de 30%: en un 70% la paternidad no se reconoce. En ese sentido, que el presidente reconozca a su hijo pudiendo y teniendo en sus manos toda la cuestión jurídica y el poder e incluso los medios para no hacerlo, muchos lo han considerado un acto de valentía y coraje”, dijo Lugo.

Entre “la gente sencilla, aquella que nos votó, la imagen se mantiene intacta”, afirmó el mandatario al diario Clarín de Buenos Aires. “Puede que haya tenido su repercusión a nivel mediático, pero yo creo que aquí,Fernando Lugo, su honestidad, su transparencia en la administración de la cosa pública sigue intacta en la ciudadanía, esas más de 800 mil personas que lo votaron el 20 de abril del año pasado”, dijo.

El presidente comentó que considera su paternidad como “un aprendizaje, un nuevo tipo de relacionamiento con esta persona” y confesó que debió revisar tanto sus rutinas para dedicarle tiempo al niño como la decisión de donar su sueldo a los indígenas debido a la obligación legal de costear el sustento del hijo.