lunes, 13 de octubre de 2008

Obispos latinoamericanos piden a la Iglesia “una nueva manera de ser”

Podrían empezar diciendo la verdad. La sarta de mentiras sobre su cacareada doctrina de origen, asustaba a los niños antes, convertía en pecadores a todos los jóvenes y daban miedo a los abuelos. Hoy los niños a nada temen, ni los padres lo permiten, Los jóvenes se ríen de la hostia y sus venerados santos Y los abuelos están más interesados en querer morirse que preocuparse que parte de los cielos les toca. .- Los obispos latinoamericanos solicitaron a la Iglesia un mayor compromiso con los pobres, con las “culturas indígenas emergentes” y en sustancia “una nueva manera de ser”, durante el Sínodo de Obispos de todo el mundo que se celebra en el Vaticano. Buena parte de los obispos latinoamericanos, de los 191 religiosos que han intervenido hasta ahora en la asamblea abierta hace una semana por el papa Benedicto XVI para hablar de “La palabra de Dios y la misión de la Iglesia“, coinciden en pedir un “cambio” para llegar mejor al corazón de los fieles. Sobre todo porque los diezmos han bajado, y el negocio ahora solo crece como el de los políticos, que es; Solo el poder de la cúpula se lleva la tajada mayor. “Dios ha creado tantos mundos en el universo, que se la ha perdido el nuestro” (Abel Desestress)