sábado, 31 de enero de 2009

Según sacerdote mexicano 80% de los curas tienen “queridas”

“Dios y el amor, son los temas de mayor energía invocados, ¿será porque son la misma cosa?” (Abel Desestress)
El 80 por ciento de los sacerdotes en activo tienen su “querida, detalle, mujer o concubina“, aseguró el padre Juan Díaz Parroquín, de la Iglesia católica tradicional, quien aseguró que estudió en el seminario católico, pero nunca estuvo de acuerdo con mantener el celibato. Juan Díaz Parroquín expresó que todos los casos que se presentan de padres pederastas, se deben a que al tener “apetito sexual” y no poder desfogarlo, esto les lleva a la maldad. Sostuvo que los casos de pederastia, entre otras acciones sexuales que cometen los sacerdotes, no se deben a los tiempos que vivimos actualmente, como lo quiere justificar la propia iglesia o algunos grupos que simpatizan con ésta, pues desde siglos atrás se tienen registrados casos de esta índole. Precisó que es sacerdote de la Iglesia católica tradicional, y que es católico y apostólico pero no romano; dijo que estudió en lo que ahora es el Seminario Menor, sin embargo, destacó que nunca estuvo de acuerdo conque los sacerdotes no se casarán. Pasó el tiempo y conoció a otros sacerdotes que compartían su punto de vista y quienes lo invitaron a pertenecer a la Iglesia Católica Tradicional. En este sentido precisó que los casos de padres pederastas se presentan por la necedad y la soberbia de la Iglesia católica a no dejar que sus sacerdotes se casen, tengan una familia y vivan en compañía de una mujer. Aseguró que de seguir con estas prácticas de celibato, cada vez será más común ver a sacerdotes inmiscuidos en problemas sexuales, pero lo más grave es que la propia sociedad sabe que los padres no guardan esta imposición de la iglesia. “Si usted pregunta con sus vecinos o con los católicos que nada tienen que ver directamente con la iglesia, siempre va a existir una persona que le diga, el cura de esta iglesia tiene su mujer, su querida, su amante, su detalle, su amasia o como le quiera llamar, pero vive con una mujer, eso en el mejor de los casos, porque hay otros que tienen otras costumbres como es la pederastia”, afirmó. Destacó que en la propia Biblia no hay un pasaje donde se diga que el sacerdote no se puede casar, incluso los propios apóstoles fueron casados, además de que el Señor creó al hombre y a la mujer como su compañera desde el inicio de los tiempos. Aseguró que de acuerdo con estudios que tiene en su poder y que ya han sido difundidos en varias ocasiones, se estima que el 80 por ciento de los sacerdotes en activo tienen algún tipo de relación sexual con una mujer. Sin embargo, reconoció que hay otros estudios como el del escritor español Pepé Rodríguez, que son menos conservadores, y que indican que un 95 por ciento de los sacerdotes en activo no guarda la castidad y 7 por ciento de éstos son pederastas. Pero reiteró que tomando la cifra de manera conservadora del 80 por ciento de los padres que no guardan la castidad, se puede decir que sólo un 20 por ciento son varones probados. Destacó que hay sacerdotes como Conrado Ulloa Cárdenas, de Guadalajara, que han dicho “son contados con los dedos de l s manos los sacerdotes que no tienen o hayan tenido su muy comprensible affaire amoroso“.