lunes, 9 de febrero de 2009

cumpleaños que acabó en tragedia

“La verdad no existe, cada uno tiene la propia” (Abel Desestress) EL sábado por la tarde, la familia del empresario Omar Melo alquiló un avión para asistira su fiesta de cumpleaños। Cuando el aparato sobrevolaba el río Manacupurú, en la Amazonía, se precipitó a tierra. De las 28 personas que viajaban en el interior (26 pasajeros y dos tripulantes), solo cuatro han sobrevivido al choque. El rescate de los 24 cadáveres se completó en la mañana de hoy pero las búsquedas se prolongaron por unas horas más, ya que un campesino había asegurado haber visto el cadáver de una mujer flotando en el río. Sin embargo, pasado el mediodía de hoy (hora local), los bomberos dieron por finalizada la operación y descartaron que las aguas de río hubieran arrastrado a alguna víctima, ya que todas quedaron atrapadas en el fuselaje. De los 24 fallecidos 20 pertenecían a la familia Omar Melo. En el momento del accidente se desplazaban a bordo del aparato (un turbohélice EMB 110 Bandeirante de la empresa Manaos Aerotaxi) desde el municipio de Coari a Manaos, la capital de la región, para celebrar el cumpleaños Melo. Entre los fallecidos del accidente se encuentra un niño de siete años.