jueves, 5 de febrero de 2009

Misa en honor al XVII aniversario de la rebelión. “Hazme el favor, un sacerdote comunista”

“Hoy solo somos un desfile de intereses, egos, vanidades y dinero”. (Abel Desestress)
Durante la Misa en honor al XVII aniversario de la rebelión realizada en Maracay estado Aragua, el padre Adolfo Rojas, dijo durante su Eucaristía que Chávez es “indispensable en este momento y por mucho tiempo todavía, para que permanezca abriendo e impulsando el camino de la libertad”. Expresó que en Venezuela se escucharon las voces que venían de aquellos cerros que bajan de Caracas y otras ciudades por hambre, porque un modelo económico neoliberal en transnacionalización de capital se había comido las bases, no sólo económicas, políticas, sociales y culturales, sino también la de la misma dignidad del ser humano, “éramos piltrafa”. “Entonces aquí esa voz cayó sobre un puñado de hombres que también se pintaron de rojo pero esta vez de tricolor”, agregó. Recordó que el presidente Chávez en 1992 asumió el reto de decir “por ahora”. “No era el momento desde el punto de vista objetivo, y esperamos dentro del calabozo. Y aquel hombre escogido y seleccionado por Dios supo esperar y surgió el MV200″, reseñó.