domingo, 22 de junio de 2008

Bloggera a los 96 años...


"Ya veis, 96 años, parece que nací ayer. Esta vida es corta, es un soplo".

“La mejor terapia de hoy, se llaman Blogs” (Abel Desestress)

Antes estaba muy abatida, porque no tenía con quien comunicarme. (...) Me ha cambiado la vida completamente. Mi salud está regular, pero cuando estoy con el blog, parece que tengo 15 años

María Amelia López
La española María Amelia López comparte sus reflexiones en el blog que escribe amorosamente, con la ayuda de su nieto. La bitácora, que ella dicta y él teclea, tiene ya más de un millón de visitantes y ha recibido varios galadones, entre ellos el premio alemán BOBs (Best of Blogs) 2007, al ser seleccionada por internautas de todo el mundo como el mejor blog en castellano.


Sus intereses son diversos. Desde su hogar en un pueblo cercano a La Coruña -donde vive junto a su nieto y sus dos perros- María Amelia escribe sobre temas como los jóvenes, las drogas, la política, el amor, internet. También cuenta sobre su larga vida -sus primeros recuerdos se remontan a la Primera Guerra Mundial.


María Amelia será entrevistada en BBC Estudio Abierto e invitamos a los lectores a participar. ¡Envíe sus preguntas!

El blog, en la dirección amis95.blogspot.com, tiene lectores en todo el mundo. "Árabes, japoneses, rusos. Y de Chile me escriben miles. Los chilenos fueron los primeros. El día que puse el blog me escribieron mil chilenos y mil y pico de holandeses". Y se trata de un público de todas las edades: "Hay chicos de trece y once años que me dicen cosas preciosas por internet".

Según cuenta María Amelia, su diario cibernético le ha cambiado la vida. "Antes estaba muy abatida, porque no tenía con quien comunicarme. Mi nieto se iba a trabajar y yo quedaba sola. Ahora tengo compañeros que me escriben y me cuentan cosas muy bonitas. Yo estoy encantada con este internet. Me ha cambiado la vida completamente. Mi salud está regular, pero cuando estoy con el blog, parece que tengo 15 años".

En una de sus últimas entradas, Maria Amelia escribe mientras se repone de un revés en su salud:

"Quisiera poder ponerme bien pronto y poder disfrutar un poco del verano. Yo ganas no tengo de morir, pero no mando...

Querer vivir y no poder...nací sin querer y muero a la fuerza, ya ves, nadie en este mundo es dueño de sí.

Un besiño para todos".