domingo, 20 de abril de 2008

Un tercio de la ciudadanía norteamericana dejó la religión de sus padres


DIOS TE VA HA CASTIGAR.
El "slogan" de todas las religiones.(Abel Desestress)

El 28% de los norteamericanos adultos abandonaron la confesión religiosa o de fe de sus padres por otra diferente o por el ateismo, según la encuesta realizada por 'The Pew Forum on Religion and Public Life', una organización creada en 2001 para promover el entendimiento entre las ideas religiosas y los asuntos públicos.

La encuesta, publicada por ACPress.net, fue realizada a 35.000 estadounidenses entre mayo y agosto de 2007. Ella muestra que un 44% de los norteamericanos cambiaron de creencia religiosa en el paso de la infancia y primera juventud a la edad adulta.

Las confesiones protestantes tienen un 51,3% de los norteamericanos adultos con el 26,3% adscritos a alguna “iglesia evangélica”. Los porcentajes son menores que en décadas pasadas.

El mayor nivel de abandono esta en el catolicismo romano. Un 31% fueron criados en esa fe. Actualmente la profesan un 23,9%. La Iglesia Católica Romana recluta gran parte de sus feligreses entre familias de inmigración reciente.

Hay un 1,7% de mormones, un 0,7% de testigos de Jehová y un 0,6% de cristianos ortodoxos. Entre las religiones no cristianas los judíos tienen el 1,7%, los budistas el 0,7%, los musulmanes 0,6% y los hindúes 0,4%. No pertenecientes a ninguna religión 16,1%. Sólo 1,6% se declaran abiertamente como ateos y 2,4% agnósticos.

Los autores de la encuesta afirman que el 'mercado religioso' norteamericano es altamente competitivo. El sector que más aumentó en los últimos años es el de los no adscritos a ninguna confesión. La indiferencia religiosa es mayor entre los hombres, casi un 20%, frente a un 13% de las mujeres.