sábado, 16 de febrero de 2008

Se ve que eran felices. Mata a su mujer y a sus dos hijos y luego se quita la vida


DIOS TE VA HA CASTIGAR.
El "slogan" de todas las religiones.
Los cadáveres de la mujer, el niño de siete y la niña de cuatro yacían en el pasillo cubiertos por una manta
Un hombre de nacionalidad italiana, identificado como Pascuale Ferrato, nacido en agosto de 1958, supuestamente mató a su mujer, de nacionalidad belga, que resultó ser Sofía De Roeck, nacida en Bélgica, en mayo de 1963, a su hijo Valentino Ferrato, de siete años, y a su hija Zoe Ferrato, de cuatro, en el interior de su vivienda sita en la calle La Cruz, en la urbanización Vesubio, en el barrio de Los Olivos, en Adeje, y posteriormente se quitó la vida arrojándose desde el segundo piso, según pudo confirmar La Opinión de Tenerife en fuentes cercanas a la investigación.
Los hechos tuvieron lugar sobre las 21:40 horas, cuando los vecinos escuchaban un estampido contra la calle. Al asomarse pudieron comprobar cómo el cuerpo de un hombre, aparentemente sin vida yacía en la vía pública. De inmediato, los testigos alertaron a la Guardia Civil de lo acaecido.
La fuerza pública se personó en el lugar y pudo comprobar la veracidad de la denuncia vecinal, por lo que alertaron al Equipo de Policía Judicial de Playa de las Américas, que desplazó a la pareja de guardia.
Cuando los agentes llegaron, el cabo que mandaba el equipo rebuscó entre las ropas del fallecido algún documento identificativo, pero éste carecía de ello. Los vecinos se prestaron a colaborar y relataron al número de la Benemérita que se trataba del inquilino de la segunda planta, por lo que el guardia civil subió y tocó en la puerta.
Como quiera que nadie abrió, insistió y ante el silencio decidió forzar la misma. Lo que halló no podrá olvidarlo nunca. En el pasillo y tapados con unas mantas yacían los cuerpos sin vida de una mujer y dos pequeños.
El agente retrocedió sobre sus pasos y comunicó a la Central Operativa de la 151 Comandancia lo que había encontrado.
Necesitamos una nueva educación